S.O.I.D. Cuatro letras, Una Marca.
La conexión de los aparatos de radio que a las baterías que los alimentaban requería de un par de pinzas que no garantizaban firmeza y que solían sulfatarse con la humedad del campo. Esto traía inconvenientes en la recepción de la onda y quejas por parte de los clientes de los hermanos Irazuzta en su local de 9 de Julio y Avda. San Martín.

Eduardo fabricó entonces un conector de forma cónica en plomo fundido, compuesto por dos piezas empalmadas por una rosca. El invento dio resultado, trayendo la aprobación inmediata de los primeros usuarios. Uno de ellos, Manuel Aguirre, de la zona rural de Cafferata, agradeció con una sintetica calificación:

"Esto es Seguro, Original; Ingenioso y Durable"

Ahí estaba la marca que faltaba. Juntando las primeras letras de cada adjetivo, Eduardo y Paco vieron alumbrar la sigla S.O.I.D. que desde entonces puede verse en todos sus productos.

 

 

 
El conector de plomo que dio origen a la sigla S.O.I.D.,
diseñado por Eduardo Irazuzta
en 1941